jueves, 4 de septiembre de 2014

Cómo crear un compás de introducción con Audacity

Muy a menudo, en los fondos musicales pregrabados  que usamos para acompañar la música que han de interpretar los alumnos, ésta empieza en el primer compás, sin introducción, con lo que la entrada se produce "por sorpresa", de forma atropellada. En estos casos viene bien disponer de una "claqueta" que marque un compàs de introducción de metrónomo. Aunque hay varias maneras de realizar esto, voy a describir una especiamente rápida y sencilla utilizando Audacity.

1) Abrimos la canción en cuestión utilizando Audacity













2) Vamos ahora a "hacer sitio" a la claqueta  al inicio de la canción. Para ello hacemos clic en la herramienta de transformación:

y a continuación, haciendo clic en la canción, arrastramos esta hacia la derecha un espacio que sea suficiente para introducir los sonidos de la claqueta.













3) El paso siguiente es medir la duración de un tiempo. No hay más remedio que recurrir al oído. Para ello escuchamos la canción observando al mismo tiempo en qué puntos de la imagen se producen los inicios de tiempo. Esto suele ser sencillo ya que suelen coincidir con picos de intensidad de la representación gráfica del sonido.Una vez hayamos localizado los picos correspondientes al inicio de un tiempo y el siguiente, podemos seleccionar el intervalo correspondiente al primer tiempo de la canción (es preciso haber vuelto a la herramienta cursor) . En el caso de esta canción, sería así:























Si en la parte inferior de Audacity consultamos los tiempos en que se situa el espacio seleccionado veremos esto:







Es decir, el primer tiempo se inicia a 5,491 segundos y acaba a 6,159. Por tanto, la duración de un tiempo será 6,159 - 5,491 =  0,66 segundos aproximadamente.

4) Calcular los tiempos en que han de sonar los clic de metrónomo:
Esto quiere decir que, si queremos introducir cuatro sonidos de introducción, deberán situarse de 0,66 en 0,66 segundos antes del inicio de la canción.
El cuarto: 5,49 - 0,66 = en el tiempo 4,83
el tercero 4,83 - 0,66 = en el tiempo 4,17
el segundo 4,17 - 0,66 = en el tiempo 3,51
el primero  3,51 - 0,66 = en el tiempo 2,85

5) Vamos a insertar un corto sonido (una décima de segundo) en cada uno de estos tiempos. Veamos como hacerlo en el cuarto. Según hemos visto se iniciará en 4,83 y como queremos que dure una décima acabará en 4,93. En  el espacio de ajuste de selección escribimos estos valores:







En el espacio de la canción veremos que ha aparecido representada  la selección que hemos escrito.
Sólo tenemos que ir ahora al menú de la aplicación y seleccionar Generar / Tono y aceptar el valor que aparece por defecto (una onda sinusoidal de 440 hz, es decir, un "la"  en estado puro, en la frecuencia fundamental, sin armónicos).


















Si repetimos el proceso para los tres sonidos restantes, obtendremos la imagen siguiente. Podemos darle al play para ver si el resultado es convincente:














6) Solo resta exportar el archivo resultante, y ya tenemos el acompañamiento que vamos a utilizar con su compás guía de introducción.

jueves, 13 de marzo de 2014

Juego de discriminación de la dirección del sonido en Html5

En la anterior entrada mostré un juego de discriminación auditiva realizado en flash. Esta es la versión en Html5, el estandard para juegos que lo va sustituyendo poco a poco. Está realizada con Construct2, una de las herramientas más eficaces en el diseño de juegos en HTML5.

sábado, 8 de febrero de 2014

Juegos educativos musicales con GameSalad

GameSalad es una de las alternativas más prometedoras para diseñar juegos educativos que puedan tener las   mismas funcionalidades que los que vienen realizándose con Flash. Su característica más interesante es que los juegos desarrollados con esta aplicación, en un entorno completamente gráfico, pueden ser luego exportados a varias plataformas. Soporta Html5, Android o Apple, pudiéndose publicar en GooglePlay o AppleStore. Una vez diseñado el juego, el propio programa genera el código de exportación a la plataforma deseada.
A lo largo de varias entradas vamos a intentar reproducir un juego, inicialmente diseñado en flash, que acabaremos publicando como Html5 y como App en GooglePlay (de momento no me he gastado los 99 dólares que cuesta publicar en AppleStore). El punto de partida será el siguiente juego, realizado en Flash CS6 :
Pincha aquí para pantalla completa

En el que se trata de practicar el reconocimiento de intervalos ascendentes y descendentes.

En breve publicaré una entrada con los pasos iniciales.

viernes, 7 de junio de 2013

Flautas en el espacio

Como flautista,  fui "fan" (ya hace unos años), del grupo de rock etiquetado como "sinfónico" Jethro Tull. Seguír las histriónicas evoluciones en el escenario de su líder Ian Anderson sigue siendo un placer gracias a la magia de YouTube. En algunos de los variados vídeos en los que despliega sus saltos y cabriolas ( y su considerable virtuosismo y creatividad), podemos escuchar su peculiar adaptación de una bourrée de Bach que se convirtió en una de sus obras más conocidas.
Así que fue una agradable sorpresa encontrar una grabación en la que interpreta de nuevo, ahora a dúo, esta versión ya clásica. El vídeo tiene interés no sólo por el hecho de encontrarlo convertido en respetable señor (al menos de aspecto), sino por interpretar el dueto nada menos que con la astronauta norteamericana Cady Coleman, quien toca directamente desde la Estación Espacial Internacional. La interpretación es un homenaje a Yuri Gagarin, el cosmonauta ruso que dió el primer salto al vacío exterior.
Encuentro emocionante esta grabación con referencias tan diversas, en la que el aéreo sonido de la flauta nos llega desde el espacio, hablándonos de Bach, del rock, del impulso humano por conocer, del respeto sin fronteras al valor por encima de la vieja rivalidad, y sobre todo, del poder de la música para unir y representar todas estas cosas. No dejéis de pasárselo a los alumnos.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Dictados rítmicos

Esta aplicación desarrollada en Flash permite realizar dictados rítmicos sencillos para familiarizarse con las combinaciones rítmicas básicas. Crea ritmos aleatorios basados en negras, silencios de negras y parejas de corcheas.

Pincha aquí para pantalla completa

martes, 13 de marzo de 2012

Escritura de la clave de sol

Como cualquier profe de música sabe, dibujar este enrevesado símbolo que encabeza los primeros pasos en la escritura musical tiene un raro éxito entre los alumnos. Seguramente por el desafío que supone dominar sus vueltas y revueltas. Los chavales se aplican con la misma dedicación que invierten más tarde en inventarse su firma.
Esta actividad está inspirada en los ejercicios de práctica de escritura de las primeras letras, y puede servir para aproximar a  la realidad esos extraños garabatos que alumnos, y algunos músicos, dibujamos al principio de los pentagramas.
Pincha aquí para pantalla completa

jueves, 19 de enero de 2012

Carillón de pared

He utilizado este recurso durante años en su versión 'analógica'. Se trataba de un carillón de cartulina, al principio sin ninguna placa,  al que iba añadiendo las correspondientes a las notas que poco a poco iban conociendo los alumnos. Empezaba con sol y mi, luego se le añadía 'la', a continuación 'fa', y así hasta colocar todo el resto de las notas.
Este es un recurso fantástico para visualizar la altura de las notas, la ordenación de la escala,  la entonación de los intervalos y la práctica del canto interior, y se presta a una cantidad ilimitada de juegos: entonar frases señaladas en las placas, adivinar la canción que suena señalándolas rítmicamente, etc.

Pincha aquí para pantalla completa
Instalar desde  Web Chrome Store


La versión digital que pongo aquí presenta algunas ventajas adicionales. En primer lugar suena, cosa que nunca llegó a hacer el de cartulina, y además presenta asociada la representación de las notas en el pentagrama. Los ejercicios que podemos realizar con él, pueden enriquecerse gracias a la posibilidad de anular la visualización del nombre de la nota, y también del sonido. Los botones verdes pueden servir para anular las placas correspondientes a las notas no presentadas aún.
Yo suelo trabajar con él también en combinación con el teclado en la clase. Toco en el piano un fragmento melódico y el niño lo intenta reproducir con el carillón en la pizarra digital. Más o menos lo que se puede hacer con un xilófono en clase, con la ventaja de que todos lo visualizan perfectamente. Si la cosa es complicada, pueden ayudar a su compañero cantando la fórmula propuesta.
.

domingo, 8 de enero de 2012

Juego musical con sol mi en Chrome Store

Un poco por ver las funcionalidades que ofrece  Chrome Web Store  he probado a insertar un juego musical en este espacio. En principio el procedimiento de colgar una actividad es bastante simple y parece que puede ser bastante útil.
La principal ventaja es la de disponer de la actividad en modo offline, lo cual, teniendo en cuenta las misérrimas velocidades de las ADSL de los centros, es una ventaja impagable.
Desde el punto de vista del potencial usuario, simplemente hay que entrar en la Chrome Web Store. El juego puedes encontrarlo aquí, aunque el procedimiento de búsqueda es muy eficaz, escribiendo por ejemplo 'lectura musical' en el buscador. A continuación, si optas por instalarlo, se creará una extensión en el buscador (ha de ser Chrome, claro), que permitirá utilizarlo incluso sin conexión a Internet.
Desde el punto de vista del autor el procedimiento también es muy simple. Una vez realizado el pago ( 5 € por una sola vez) que te permite acceder como desarrollador, basta subir los archivos, descripciones, iconos, etc. junto a un archivo de declaración en javascript muy simple. El entorno es asequible y sus posibilidades muy grandes, a pesar de que no haya por el momento muchas aplicaciones educativas.

lunes, 30 de mayo de 2011

Pasqual Pastor

Hay una categoría de personas a las que nunca puedes imaginarte inactivas, y a las que la palabra jubilación, con su inevitable matiz de retirada de la circulación, no es aplicable sin que te se te produzca una intensa sensación mental de irrealidad. Y si una persona puede ser el paradigma de esta categoría, ese es Pasqual Pastor. Así que si voy a decir que Pasqual Pastor se jubila, lo que quiero decir es que con toda probabilidad pasa a otro nivel de actividad en tiempo y lugar, y que esa será  con seguridad tan intensa y fructífera como ha sido la que, al menos,  conozco yo y como yo varios cientos de maestros de música en los últimos veinte años.
Porque, haciendo ahora ese siempre desconcertante recuento de los años, hace más de veinte que conocí a Pasqual. En aquellos tiempos, finales de los ochenta y primeros años de los noventa, se iniciaba uno de esos capítulos que marcan los cambios importantes en la educación: la normalización de la Educación Musical en la escuela pública. Por primera vez, esta posibilidad, reservada a la educación ‘bien’ de algunos colegios selectos se colaba, para instalarse ya sin retroceso posible, en el curriculum educativo del sistema escolar. Pasqual tenía a su cargo esta responsabilidad en el País Valencià, y la cosa no podía estar en mejores manos. Para poner en marcha el programa Música a l'Escola  contaba no solo con ideas claras, una considerable experiencia y un apabullante equipamiento conceptual sino, sobre todo, con esa capacidad de liderazgo capaz de convertir hasta a un grupo de modestos maestros funcionarios en  un colectivo de juramentados  entregados a una misión. Los que tuvimos la suerte de participar en esos primeros años, cuando las cosas arrancan con la frescura y la fuerza de aquello que está por construir, llenábamos el depósito con la poderosa convicción  que desplegaba Pasqual en sus charlas, y sobre todo, con el contagioso entusiasmo de su acción.
El sábado pasado nos reunimos casi dos centenares  de amigos para celebrar la jubilación de su puesto en el servicio de formación del profesorado, en el que en esta época difícil resistía desde hace años con su tenacidad característica. Fue en una fiesta inolvidable en la que, como no podía ser menos, la música fue junto a él la protagonista y el afecto el material esencial. En estos tiempos de resistencia, en los que hemos de sufrir los huecos discursos políticos sobre la importancia de la educación de aquellos que la desmantelan con ignorancia y mala fe a partes iguales, es reconfortante un encuentro como este,  en el que en pie saludas y brindas, con Mozart presente, por supuesto, una ejecutoria educativa honesta, clara, limpia y brillante como la de Pasqual. Y no digo jubilación, porque no me creo tal cosa. Gràcies, mestre!

sábado, 28 de mayo de 2011

Marcha Turca: Musicograma

Beethoven compuso en 1811 esta marcha como música incidental para la obra teatral "Las Ruinas de Atenas", de August von Kotzebue. Este musicograma en flash da animación a uno propuesto por la profesora Batia Strauss en un curso de audición activa hace ya varios años.
Los niños siguen el musicograma con onomatopeyas (chassss! en los signos verticales, brrrrr en los ondulados y clac-clac-clac en los punteados) . En una segunda audición sobreinstrumentando con instrumentos de pequeña percusión (triángulos y crótalos, sonajas y cascabeles y cajas chinas y claves, respectivamente).
Pincha aquí para pantalla completa